El monitor llegó a nuestras instalaciones y al alimentarlo podemos ver como se produce el arranque del mismo pero solo se intuyen las pantallas. Se ha perdido la iluminación posterior del monitor. El problema para el cliente es que en el exterior, con el sol, es imposible apreciar nada.


Procedemos a desmontar el equipo y localizamos que la parte encargada de producir la alta tensión del equipo. Básicamente todo depende de un circuito integrado por el que nos dan un precio y un plazo exagerado. 

Hay que comprar la pieza, esperar que venga, probarla y que no se rompa, que no hayan otras partes dañadas 

En su lugar se opta por sustituir la iluminación por una LED completamente nueva gestionada por un control externo.